La mujer fue golpeada por dos hombre reincidentes en tomar cosas del local sin pagar

La víctima fue brutalmente golpeada tras disputa por una pipa de agua con dos hombre a la bodega en NY donde trabajaba. (FUENTE EXTERNA}

Oralia Pérez, empleada de una bodega en el Bronx, fue brutalmente golpeada en la cabeza con un “mazo” durante una disputa por una pipa de agua, dejándola tan herida que se siente avergonzada de que sus hijos la vean y temor de regresar a su lugar de trabajo, según relató a The Post.

El sábado 22 de junio a las 10:08 de la mañana, Pérez, de 41 años, estaba trabajando en A&D Deli Grocery en la Calle 188 Este en Fordham Heights cuando un hombre y una mujer entraron exigiendo un reembolso por una pipa de agua de 30 dólares, de acuerdo con el relato de la víctima y la policía.

Pérez reconoció a la pareja como los mismos que habían robado 40 dólares en productos dos días antes. “Me dijeron que querían su dinero de vuelta. Les dije, ‘¿Cómo pueden querer su dinero si robaron todas esas cosas?'”, recordó Pérez. “Les dije que no tomaran más cosas. Empezaron a agarrarme y luego estaba en el suelo”.

Fernando Mateo, portavoz de United Bodegas of America, informó en una conferencia de prensa que la mujer fue atacada por detrás con un martillo, lo que provocó que perdierael conocimiento y, al despertar, encontró a la gente gritando y llamando al 911. “No recuerdo nada, pero me dijeron que me golpearon”, comentó.

  • Fotos del hospital St. Barnabas muestran a Pérez con cortes profundos en la cara, incluyendo una herida severa que hizo que su ojo izquierdo se hinchara completamente. “Necesité 20 puntos, mi ojo está fracturado”, explicó, agregando que su estado aún es delicado. “Tengo miedo ahora. No sé si podré regresar a trabajar”.

El martes, el alcalde Eric Adams y Fernando Mateo visitaron a Pérez y a sus hijos en su casa en el Bronx después de su alta hospitalaria. Adams se tomó fotos con sus hijos mientras revisaba el estado de la madre gravemente herida.

Los sospechosos, que aún no han sido identificados, huyeron y siguen prófugos, según la policía. Además del ataque, también robaron tres contenedores de sopa de fideos Top Ramen, valorados en 2 dólares. El informe policial no mencionó la disputa por el reembolso de la pipa.

La United Bodegas of America destacó que este fue el cuarto incidente violento contra un trabajador de bodega en una semana. Pocas horas después de que Pérez fuera herida, un cliente en una tienda de conveniencia en Queens fue fatalmente apuñalado. La UBA ha pedido mayores medidas de seguridad para prevenir estos ataques.

Loading