Santo Domingo.- Los residentes en la capital dominicana temen que el problema de drenaje pluvial se agrave, a medida en que se aproxima el inicio de la temporada de huracanes en el Atlántico y el Golfo de México.

El problema de las inundaciones urbanas en el Distrito Nacional se ha agravado, debido a que el sistema de drenaje colapsó, provocado por construcciones ilegales que terminaron bloqueando los canales por donde circulaba el agua.

A ello se agrega la gran cantidad de desperdicios lanzados al sistema cloacal, lo que satura los canales, por lo que el agua termina rebotando hacia la superficie.

También te puede interesar: Alcaldía del Distrito Nacional intensifica labores por lluvias

“Cada vez que llueve fuerte, tenemos problemas de inundaciones en varias calles, porque ya el agua no circula a través del alcantarillado”, dijo un mecánico del capitalino sector Villa Consuelo.

El problema afecta también a muchos conductores de vehículos, ya que éstos confrontan dificultades para circular por muchas vías de la capital cuando se registran fuertes precipitaciones.

Por ejemplo, el chofer Máximo Corcino duró casi una hora para salir de un tapón el pasado martes, en la avenida San Martín, debido a la gran cantidad de agua acumulada, fruto de los fuertes aguaceros provocados por el paso de una vaguada por territorio dominicano.

“Era un gran charco, muchos carros se inundaron, tanto aquí en la San Martín como en otras avenidas, donde se acumula mucha agua”, afirmó Corcino.

El problema de las inundaciones urbanas en el Distrito Nacional se ha agravado, debido a que el sistema de drenaje colapsó

Las anegaciones también causaron problemas a cientos de personas, cuyas viviendas resultaron inundadas por la lluvia del martes.

La temporada de huracanes en el Atlántico inicia el primero de junio, con pronóstico que advierte sobre la formación de al menos 21 tormentas con nombres, seis de las cuales podrían adquirir categoría de huracán.

En los últimos días se han registrado fuertes aguaceros a nivel nacional, principalmente en provincias de la costa atlántica, entre las que figura Puerto Plata, donde se reportaron anegaciones en comunidades rurales y urbanas.

Loading