Normalmente, el gran césped del campus de la Universidad de Columbia en Nueva York es un lugar donde los universitarios se reúnen para estudiar bajo el sol, o para dirigirse al barrio de Morningside Heights para tomar unas copas. Pero estos días se ha convertido en un punto de encuentro para protestar en contra de la acción militar de Israel en la Franja de Gaza.

El jueves (18.04.2024), la presidenta de esta universidad, Nemat Minouche Shafik, llamó a la policía neoyorkina para que acudiera al campus. Allí, los agentes detuvieron a más de 100 estudiantes que habían instalado tiendas de campaña en el prado.

“Tomé esta medida extraordinaria porque estas son circunstancias extraordinarias”, escribió Shafik en un correo electrónico dirigido a todos los estudiantes.

La casa de estudios suspendió a los universitarios que fueron detenidos. Desde entonces, las tiendas de campaña han vuelto a aparecer en el césped del campus.

¿Mostrar el contenido adicional?
Este contenido es parte del texto que estás leyendo actualmente. El proveedor Twitter proporciona este contenido y puede recopilar tus datos de uso directamente si haces clic en “Mostrar contenido”.

Solidaridad de los profesores con los estudiantes

Este lunes (22.04.2024), cientos de profesores de la facultad mostraron su solidaridad con los estudiantes suspendidos y criticaron a la dirección de la universidad, que anunció que las clases se impartirían de manera remota, y más tarde agregó que se implementará un modelo híbrido durante el resto del semestre.

Los estudiantes protestan por las acciones militares israelíes en Gaza en respuesta al ataque terrorista de Hamás del 7 de octubre de 2023. Según el Ministerio de Salud de la Franja de Gaza, controlado por Hamás, más de 34.000 personas han muerto allí desde entonces. La situación humanitaria ha sido descrita por organizaciones internacionales como catastrófica, con falta de alimentos, agua y medicamentos.

“Exigimos que se escuchen nuestras voces contra la masacre masiva de palestinos en Gaza”, escribió en un comunicado el Columbia University Apartheid Divest, un movimiento de estudiantes propalestinos de la casa de estudios. “Nuestra universidad es cómplice de esta violencia y por eso protestamos”, agrega la publicación de Instagram.

¿Mostrar el contenido adicional?
Este contenido es parte del texto que estás leyendo actualmente. El proveedor Instagram proporciona este contenido y puede recopilar tus datos de uso directamente si haces clic en “Mostrar contenido”.
undefined

Estudiantes de otras universidades también protestan

En los últimos días, las protestas estudiantiles propalestinas se extendieron a otras universidades de Estados Unidos. Por ejemplo, la Universidad de Nueva York se llenó de cientos de manifestantes el lunes. La protesta también terminó con varios estudiantes detenidos por la policía.

Asimismo, el Harvard Yard, un área central de la Universidad de Harvard, a las afueras de la ciudad de Boston (Massachusetts), se cerró al público el mismo día y solo se permitió el ingreso de tiendas de campaña y mesas con permiso previo.

En tanto, en la Universidad de Yale (Connecticut), la policía detuvo a unos 45 manifestantes y los acusó de delitos menores. Todos quedaron en libertad con la promesa de comparecer más tarde ante el tribunal, según los oficiales.

En los campus universitarios, los manifestantes han pedido a sus universidades que respalden un alto el fuego en Gaza y que rompan sus vínculos económicos con Israel.

Acusaciones de antisemitismo

También ha habido acusaciones de antisemitismo contra las protestas. La dirección de la Universidad de Nueva York dijo haber tenido conocimiento de “cánticos intimidatorios y varios incidentes antisemitas”.

Shafik denunció que en el campus de la Universidad de Columbia se habían producido casos de acoso antisemita: “El decibelio de nuestros desacuerdos no ha hecho más que aumentar en los últimos días”, dijo la directora. “Estas tensiones han sido explotadas y amplificadas por individuos que no están afiliados a la universidad, que han venido al campus para perseguir sus propias agendas”, agregó.

El grupo de estudiantes que organizó la protesta rechazó las acusaciones: “Rechazamos firmemente cualquier forma de odio o fanatismo y nos mantenemos vigilantes contra los no estudiantes que intentan interrumpir la solidaridad que se está forjando entre estudiantes, compañeros y colegas palestinos, musulmanes, árabes, judíos, negros y pro-palestinos que representan toda la diversidad de nuestro país”, dijo el movimiento en Instagram.

Protesta propalestina en la Universidad de Columbia.
Protestas como la registrada en la Universidad de Columbia han empezado a repetirse en otras universidades como Yale y NYU.Imagen: Lokman Vural Elibol/Anadolu/picture alliance

La política de EE. UU. es impopular entre los jóvenes

Las protestas muestran que muchos jóvenes estadounidenses desaprueban la política del presidente Joe Biden respecto a Israel. Históricamente, EE. UU. siempre ha sido un estrecho aliado y defensor de Israel.

Cuando el conflicto con Hamás comenzó, Biden hizo hincapié en la firme alianza con Israel. Pero a medida que han ido muriendo más y más civiles en la Franja de Gaza, muchos estadounidenses del espectro liberal -especialmente los jóvenes- desaprueban que el dinero de sus impuestos financie a Israel. Por eso, quieren que el presidente exija un alto el fuego permanente en Gaza y detenga toda ayuda a Israel.

La postura de EE. UU. influye en las acciones de Israel. Tras una serie de ataques aéreos israelíes que acabaron con la vida de varios trabajadores humanitarios, Biden lanzó un ultimátum, afirmando que EE. UU. cambiaría su política de apoyo si Israel no abordaba el sufrimiento de los civiles en Gaza y la seguridad de los trabajadores humanitarios. Tras la declaración, Israel anunció inmediatamente medidas destinadas a aumentar el flujo de ayuda a Gaza.

 

(ju/ers)

Loading