Durante un breve interrogatorio de 12 preguntas a Ammy Hiraldo Peña, confesa autora de la muerte de la joven Yennely Andreina Duarte, en Cotuí, provincia Sánchez Ramírez, la imputada aseguró que resultó herida luego del incidente y que nadie más participó en hecho.

Yulenny Duarte tenía 18 años de edad.

Luego de matarla, según detalla el expediente de solicitud de medida de coerción, Hiraldo Peña dijo que se trasladó a la Clínica Doctor Jacobo, en dicho municipio. «Porque yo salí herida al momento del hehco, con un cuchillo de ella, el cual yo fui a esquivar», aseveró.

La señalada, que cumple tres meses de prisión como medida de coerción, también dijo que usó el vehículo de su padre y que, (supuestamente), recogió a la víctima en la casa de ella. Cuando el Ministerio Público le preguntó dónde compró el amoiaco y de quién fue la idea de ir al lugar de los hechos, se negó a contestar.

Ammy le dio 15 puñaladas a su amiga

Respecto a las razones que la movieron a cometer el macabro hecho, sólo respondió: «Yo le había dicho que no quería estar con ella y ella me insistía».

El hecho

Hiraldo Peña fue entregada por un familiar horas después haber cometido el atroz hecho, quien durante el interrogatorio, confesó su responsabilidad en el asesinato, alegando motivos pasiones.

La víctima tenía 15 heridas de arma blanca.

Durante la fase preliminar, los investigadores observaron que el cuerpo de la occisa presenta heridas en las palmas de las manos y la planta de los pies, evidenciando que infructuosamente trató de protegerse de los ataques cortopunzantes recibidos.

El hecho ha conmocionado a Cotuí y todo el país, por la forma cómo murió la joven de 18 años.

Loading