SANTO DOMINGO.- La Dirección General de Servicios Penitenciarios y Correccionales (DGSPC), en coordinación con la Congregación Ministerio Renovación de los Encarcelados, Pastoral Penitenciaria, de la Arquidiócesis de Santo Domingo, realizaron una misa en memoria de los privados de libertad fallecidos en el incendio ocurrido en el penal de La Victoria.

La eucaristía, que tuvo lugar en el patio de la Penitenciaría de La Victoria, fue oficiada por monseñor Francisco Ozoria, arzobispo de Santo Domingo, y contó con la participación de una representación de internos de este penal, el personal directivo de la DGSPC, así como representantes del ámbito religioso y colaboradores del sistema penitenciario.

Durante el desarrollo de la eucaristía se realizaron cantos de alabanzas y se hicieron oraciones al cumplirse los nueve días del siniestro, donde fallecieron 13 internos de este penal.

El arzobispo Ozoria lamentó el fallecimiento de estos privados de libertad en esas circunstancias y a la vez resaltó que el hecho de estar privado de libertad no le quita que son personas con derechos humanos y dignidad, por lo que dijo se le deben respetar y garantizar.

Le hizo un llamado a los internos a que reflexionen, primero, de que tienen derechos, segundo, que tienen una dignidad que Dios le ha dado, y, tercero, que la cárcel no es su casa y que su condición de ser privado de libertad no es su vocación.

El arzobispo también reconoció que el sistema penitenciario ha tenido crecimiento y logros, pero que no es suficiente, por lo que les exhortó a las autoridades penitenciarias a continuar trabajando arduamente para lograr transformar por completo el sistema carcelario del país. “Estoy convencido de que se puede lograr con la voluntad y mano dura de las autoridades penitenciarias, donde haya un régimen de consecuencia, de tal manera, que el que viola ley, pague por eso, pero a la vez logren recuperar su libertad transformados”, expresó.

En el acto también participaron autoridades de Derechos Humanos del Ministerio Público, así como del Ministerio Renovación de los Encarcelados (REEN), del Tribunal Constitucional y la Policía Nacional e invitados especiales.

Loading