El Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) denunció este sábado (16.03.2024) un ataque de miembros del Estado Mayor Central (EMC), la mayor disidencia de las antiguas FARC y que negocia la paz con el Gobierno, contra una comunidad del municipio de Toribío, hecho en el que resultaron heridas dos personas y otra muerta, según medios locales.

“En Bodega, Toribio, la comunidad está bajo ataque de actores armados mientras defienden su territorio (…) ¡Es hora de actuar y levantar la voz por justicia y seguridad!”, expresó el CRIC en sus redes sociales.

El Consejo publicó varios videos de lo sucedido en Toribío, que hace parte del convulso departamento del Cauca (suroeste), en los que se escuchan los disparos y los gritos de las personas que huyen como pueden del lugar.

Por esa razón, el CRIC hizo un llamado al presidente colombiano, Gustavo Petro, y la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en el país para que realicen “acciones coordinadas de protección a las comunidades indígenas del Cauca”.

Por su parte, la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN) señaló que en el ataque resultaron heridas Carmelina Yule Paví de 52 años, quien tiene heridas de gravedad en su rostro por disparos de fusil; Rodrigo Musicué, de 34, que recibió un disparo en un hombro, y Edgar Tumiñá, que fue rozado por una bala.

Según la ACIN, todo ocurrió porque la comunidad empezó a buscar a un estudiante que fue secuestrado por miembros de la columna Dagoberto Ramos, que hace parte del EMC, que tiene vigente un cese al fuego bilateral con el Gobierno.

Tras el ataque, los disidentes se fugaron y los indígenas heridos fueron llevados al hospital de Toribío, donde son atendidos.

Citada por el medio loca Semana, la senadora Aida Quilcue atribuyó el ataque a las disidencias de las FARC de Dagoberto Ramos y hasta el momento se registran dos heridos y una persona muerta.

 

 

Loading